a

Facebook

Twitter

Copyright 2015 Garmon Abogados.
Todos los Derechos Reservados.

9:30 - 19:00

Horario de Lunes a Viernes - Cita Previa

616.783.364

Llámanos Consulta Gratuita

Facebook

Twitter

Menu

Cómo anular una multa por botellón

¿Quieres saber cómo anular una multa por botellón? Muchas ciudades han aprobado ordenanzas en las que se castiga como infracción administrativa el consumo de alcohol en la vía pública, más conocido como el fenómeno del botellón. Esas infracciones administrativas dan lugar a un procedimiento que suele terminar con la imposición de una multa.

Las denuncias formuladas por los agentes de la policía local en los casos de botellón gozan de presunción de veracidad, es decir, que entre la versión de un agente y de un ciudadano se le da más credibilidad a la versión del policía. Esta presunción sólo se rompe cuando se pueden aportar testigos que apoyen la versión del ciudadano frente a la del agente o cuando el agente no se ratifica en la denuncia. Esa presunción casa perfectamente con lo que señala la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, dispone en su artículo 137.3 que: «Los hechos constatados por funcionarios a los que se reconoce la condición de autoridad, y que se formalicen en documento público observando los requisitos legales pertinentes, tendrán valor probatorio sin perjuicio de las pruebas que en defensa de los respectivos derechos o intereses puedan señalar o aportar los propios administrados».

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid en sentencia de fecha 7 de junio de 2012 procedió a anular una multa por botellón. El razonamiento fue doble. En primer lugar que la denuncia, ratificación, valor probatorio y presunción de veracidad tenían que ser valoradas racionalmente en conjunto con los restantes elementos probatorios. Y en segundo lugar que a la vista de las pruebas no se podía condenar a las personas identificadas ya que no hubo intervención de bebida alguna, ni análisis de su contenido alcohólico. Por tanto no existiendo prueba alguna de que tales bebidas existiesen y además tuviesen graduación alcohólica no procedía condenar en base meramente a la denuncia de los agentes de la policía local ya que no existía prueba alguna mínimamente suficiente para respaldar la versión policial y no se podía acreditar fehacientemente la infracción. Por tanto el tribuinal anuló dicha multa por botellón.

Puede solicitarnos un presupuesto gratuito y sin compromiso. Póngase en contacto con nosotros a fin de asesorarse sobre este y otros temas. Somos abogados en Gijón. Nuestro teléfono de contacto es el 616.783.364 y el email contacto@garmonabogados.com.

Sin Comentarios

Deja un comentario

¿Cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?

¿Estás seguro?

Al no aceptar ya no tendrás acceso a nuestro sitio y se te desconectará.